Ronaldinho, el primo de Messi y un partidazo (Publicado en Diario Fénix, 29 de marzo de 2012)


Ronaldinho, en el preciso momento en que da el pase gol a Vágner Love para el empate transitorio del Flamengo.

Ronaldinho, en el preciso momento en que da el pase gol a Vágner Love para el empate transitorio del Flamengo.

El Olimpia de Paraguay venció (3-2) al Flamengo de Brasil en un partidazo disputado en el marco del grupo 2 de la Copa Libertadores de América.

Olimpia, ganador de la Copa en 1979, 1990 y 2002, demostró que puede llegar muy lejos en el certamen. Equilibrado, aguerrido, fuerte, tenaz y con gol, el equipo paraguayo le imprimió autoridad al choque. A los 7′, el uruguayo Sergio Orteman remató un excelente saque de esquina botado por Pablo Zeballos y marcó el camino. El ‘calvo’, la bújula del Decano sobre el césped, se aprovechó de que en defensa el Flamengo está de rebajas. Atacó la pelota sin oposición, y abrió el marcador nada más comenzar el partido.

Olimpia no vaciló a partir de ese momento en emplearse al límite en el aspecto físico. Por momentos el encuentro no tuvo nada que envidiarle a las batallas coperas de los sesentas y setentas. Crujieron las rodillas y varias veces se pudieron ver cuántos tacos hay debajo de la suela de una bota. No hubo salvoconducto que protegiera a Ronaldinho de las ‘caricias’ de los jugadores paraguayos. Pero cuando ‘Dinho’, quien marcó diferencias cada vez que se volcó sobre la izquierda, tuvo la primera posibilidad de responder con su magia, nació un golazo. Soportó la carga física de dos rivales, y regaló un pase-gol a Vágner Love que recordó sus mejores tiempos en el FC Barcelona. A los 49′, el ‘Mengao’ igualaba la contienda.

Ronaldinho y el exdepredador del CSKA de Moscú (equipo al que aún pertenece Vágner Love) son la energía sostenible del equipo ‘rubronegro’.

Pero la alegría le duró muy poco al conjunto que dirige Joel Santana. Exactamente tres minutos.

El Olimpia redobló la presión sobre la última línea del Flamengo y Pablo Zeballos, mediapunta de enorme clase, fusiló de zurda al arquero Felipe, facturando un rechace corto que había dado el portero a otro portente remate suyo con el pie derecho. Júbilo en el estadio Defensores del Chaco.

Santana colocó en la cancha al también peligroso delantero Deivid en lugar de Muralha, volante de contención, como declaración de intenciones.

Sin embargo, cuando Eduardo Aranda reventó el arco a los 71′, con un trallazo por bajo desde treinta metros, ajustado a la base del poste derecho de Felipe, todo parecía indicar que el Flamengo se acabaría de derrumbar.

Sergio Orteman, la figura del partido, convirtiendo el primer gol de Olimpia frente al Flamengo en Asunción.

Sergio Orteman, la figura del partido, convirtiendo el primer gol de Olimpia frente al Flamengo en Asunción.

Encima el Olimpia se gustó y buscó ampliar. El técnico uruguayo Gerardo Pelusso dio entrada a Maxi Biancucchi, el primo de Lionel Messi, quien entró como una moto para revitalizar el ataque olimpista. La gente enloqueció. Se sucedieron los toques. Orteman parecía la ‘Brujita’ Verón. Distribuía. Manejaba el ritmo cual titiritero en la Gran Vía. Y ganaba en todas las jugadas de pelota dividida.

Bajaban cataratas de “olés” desde las gradas. Encima una hincha de Olimpia le agregó calor a la ya caldeada popular local al amenazar con despelotarse al mejor estilo Larissa Riquelme. El ambiente se hizo ensordecedor.

La aficionada de Olimpia, que al mejor estilo Larissa Riquelme, calentó la grada.

La aficionada de Olimpia, que al mejor estilo Larissa Riquelme, calentó la grada.

A esa altura las figuras del espectáculo estaban ya definidas. Podio para Orteman, Zeballos y Aranda. Diploma para Ronaldinho. Mención especial para Junior Cesar -lateral zurdo del Flamengo-, casi una fotocopia del madridista Marcelo. Y carbón para el árbitro chileno Enrique Osses, entre permisivo y nefasto.

Pero como todo gran partido, el que enfrentó a la ‘O’ y al ‘Fla’ anoche -ya habían protagonizado un electrizante 3-3 en Río de Janeiro hace unos días-, iba a salirse del guión establecido.

El argentino Darío Bottinelli despachó una parábola espectacular a los 77′ y le dio esperanzas al Flamengo para alcanzar un empate de la misma manera en que el Olimpia lo había conseguido en el estadio Engenhao después de ir perdiendo por 3-0. Busquen el golazo del ‘Pollo’ Bottinelli porque fue de videoteca. Como todo el partido.

FICHA TÉCNICA

OLIMPIA, 3: Martín Silva; Francisco Nájera, Adrián Romero, Enrique Meza y Sebastián Ariosa; Eduardo Aranda, Fabio Caballero (Paredes), Sergio Orteman y Vladimir Marín (Osvaldo Hobecker); Pablo Zeballos (Maxi Biancucchi) y Luis Caballero.

Entrenador: Gerardo Pelusso

FLAMENGO, 2: Felipe; Leonardo Moura, Marcos González, David Braz (Wellinton) y Junior Cesar; Willians, Muralha (Deivid), Luiz Antonio, Darío Bottinelli y Ronaldinho Gaúcho; Vágner Love.

Entrenador: Joel Santana

Goles: Orteman 7′; Vágner Love 49′; Zeballos, 52′; Aranda, 71′; Bottinelli, 77′

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s