Los entrenadores argentinos vuelven a estar de moda en España (publicado en Canchallena el 22 de junio de 2012)


En los años cincuenta, Carniglia y Helenio Herrera abrieron las puertas del mercado; hoy, Bielsa, Simeone y Pochettino gozan de una prestigiosa reputación. Por Roberto Martínez

Bielsa (izqda.) y Simeone (der.), dos técnicos argentinos de buena campaña en España

Bielsa (izqda.) y Simeone (der.), dos técnicos argentinos de buena campaña en España

En el final de los años cincuenta los entrenadores Luis ‘Yiyo’ Carniglia y Helenio ‘El Mago’ Herrera contribuyeron de forma decisiva a la grandeza de Real Madrid y Barcelona. Ambos fueron los primeros técnicos argentinos que dirigieron a los dos gigantes españoles, clubes iconos del fútbol mundial. Y su trabajo fue tan bueno que abrió las puertas de la elite europea a sus compatriotas.

La máquina del tiempo de canchallena.com nos indica que ‘Yiyo’ Carniglia aterrizó en Madrid el 5 de agosto de 1957. Ex jugador de Tigre, Boca y Chacarita Juniors entre 1933 y 1945, tras pasar luego por el Atlas de México, se retiró en el equipo francés del Olimpique Gimnastic Club de Niza en 1955. En ese club comenzó su experiencia como técnico, llegando a disputar los cuartos de final de la Copa de Europa 1956-57 contra el Real Madrid de Di Stéfano, Marquitos, Kopa, Rial y Gento. Al equipo español lo dirigía José Villalonga, pero impactó el carácter del cuadro francés, que perdió en la ida en Madrid por 3-0, pero en Francia se lo hizo pasar muy mal al mítico equipo madridista, que tuvo que exprimirse para poder vencer (2-3). Tanto impresionó el juego de los franceses, que Real Madrid contrató a Carniglia como entrenador apenas terminó esa temporada. Con ‘Yiyo’ en el banco -del que estuvo ausente en febrero y marzo de 1959 por culpa de un cólico renal que no cedía-, el Real Madrid ganó la Liga 1957-58 y las Copas de Europa 1957-58 y 1958-59.

Su salida del club se produjo porque se enfrentó con Puskas -el Real Madrid fichó al húngaro en 1958-, a quien no le perdonaba el exceso de peso (le obligó a bajar 15 kilos si quería debutar en la Liga 1958-59 contra el Oviedo). Carniglia fue eyectado tras marginar a Ferenc ‘Pancho’ Puskás de la final de la Copa de Europa 1958-59 (2-0; goles de Enrique Mateos y Alfredo Di Stéfano) contra el Stade Reims de Just Fontaine y Robert Jonquet, el 3 de junio de 1959. Su trabajo fue elogiado, pero en la guerra de egos, ganó el del legendario delantero húngaro en aquel primer Real Madrid galáctico de la historia.

Cruzando con la máquina del tiempo de canchallena.com el puente aéreo que une Madrid con Barcelona, vemos que Helenio Herrera fichó como entrenador del FC Barcelona el 18 de abril de 1958. Ya ven ustedes que, curiosamente, los dos grandes del fútbol español y mundial llegaron a tener entrenadores argentinos al mismo tiempo. H.H. o ‘El Mago‘, como ustedes prefieran, vivió en el Barça su segunda etapa en el fútbol español, donde había conocido el éxito con el Atlético de Madrid (ganó las Ligas 1949-50 y 1950-51 y la Copa Eva Duarte 1951 (actual Supercopa de España)) y había dirigido a Valladolid, Málaga, Deportivo La Coruña y Sevilla entre 1948 y 1957. Al club azulgrana arribó tras pasar unos meses al mando del Os Belenenses de Portugal. Herrera le dio carácter ganador al Barcelona y obtuvo las Ligas 1958-59 y 1959-60, la Copa del Generalísimo (actual Copa del Rey) 1958-59y las Copas de Ferias (actual Europa League, 1957-58 y 1959-60).

Como le sucedió a Carniglia, el detonante del despido de Helenio Herrera fue su mala relación con un jugador de leyenda. Aunque en el caso de H.H., su perfil polémico y algunas excentricidades ocultaron el motivo real de su alejamiento. El Barcelona en aquel momento tenía a dos cracks. Luis ‘Luisito’ Suárez y Ladislao Kubala, húngaro como Puskas. Cuenta la historia que Herrera estaba muy volcado con Suárez porque éste, aunque no tenía tanto carisma como ‘Laszly’, era muy profesional en su forma de encarar el trabajo. En cambio, con Kubala la relación era muy diferente por cómo vivía el mediapunta el día a día. Tan mal se llevaban Herrera y Kubala, que éste ‘se bajó’ de varios partidos importantes y el equipo vio mermado su potencial.

Siempre se dijo que el Barcelona nunca le perdonó a Herrera no haber ganado la Copa de Europa y haber cortado la época de oro del Real Madrid. A título personal, el entrenador argentino saldó la deuda al frente del mítico Inter de Milán (1963-64 y 1964-65). ¿Saben quién era el jugador fetiche de aquel equipo ‘nerazzurro’? Luis Suárez. Sí, ‘Luisito’. En este caso, la guerra de egos en Barcelona se acabó cuando salieron los objetores de Kubala. Y la dupla acabó haciendo legendario a aquel Inter.

En la actualidad los entrenadores argentinos vuelven a estar de moda. El buen trabajo de Mauricio Pochettino en el Espanyol en los últimos años, y la excelente labor de Diego Simeone en el Atlético de Madrid y Marcelo Bielsa en el Athletic Club de Bilbao, durante la última temporada, la han abierto la puerta del Valencia a Mauricio Pellegrino, quien directamente debutará como entrenador solista en el banco del equipo de Mestalla esta temporada 2012-13. Es cierto que Pochettino es uno de los ídolos de siempre del Espanyol. También, que ‘Longaniza’ Pellegrino dejó un recuerdo fantástico con la camiseta ‘che’, club con el que arribó dos años consecutivos a la final de la Copa de Europa (1999-2000 y 2000-01) y con el que ganó 5 títulos. Pero es muy diferente contratar a un jugador, a que un club europeo de elite ponga en manos de un entrenador un proyecto general y le dé poder absoluto para dirigirlo. Hoy sucede con mucha naturalidad. E incluso se confía no sólo en el primer entrenador, sino en un cuerpo técnico integral. Simeone tiene a su lado al ‘Mono’ Germán Burgos. Bielsa, a Claudio Vivas. Pochettino tiene al argentino Raúl Longhi al frente del equipo filial del Espanyol. Y Pellegrino tendrá a su lado a Carlos Compagnucci -ex jugador de Vélez- y al preparador físico Gabriel Macaya -hijo del afamado periodista Enrique Macaya Márquez-. Señal de que el trabajo de los pioneros fue esencial y que sigue siendo valorado sin que los años erosionen su recuerdo.

Reportaje en el diario Canchallena.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s