El Ojo de Halcón llega al fútbol


El fútbol le dice adiós a los goles fantasma.

El fútbol le dice adiós a los goles fantasma.

La FIFA aprobó el ingreso de la tecnología al fútbol. Goal Line Technology (GLT), es el nombre de la innovación cuyo propósito es expiar los pecados de antaño sin efecto retroactivo y eliminar nuevas decisiones erróneas que puedan alterar un marcador.

Joseph Blatter, presidente del máximo organismo rector del fútbol se convenció de la necesidad de incorporar esta tecnología, según dijo el día de su presentación, el 27 de junio de 2010, cuando Frank Lampard convirtió un golazo para Inglaterra frente a Alemania en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica, que fue imperceptible a los ojos del árbitro uruguayo Jorge Larrionda y a su asistente Mauricio Espinosa. La pelota se estrelló en el travesaño y al caer botó detrás de la línea de meta, pero los jueces charrúas, pese al reclamo del jugador del Chelsea y la atenta mirada del mundo entero, hicieron caso omiso.

En aquella oportunidad la selección inglesa fue gravemente perjudicada. Lo contrario de lo sucedido en la final del Mundial de Inglaterra 1966 frente al mismo rival, cuando el árbitro suizo Gottfried Dienst validó como gol a instancias de su juez de línea, el checo Karol Galba, un remate de Geoffrey Hurst que no había cruzado la línea de meta. A los 18′ de aquella final Inglaterra empató el partido frente a Alemania y acabó venciendo por 4-2, obteniendo el único título mundial de su historia.

A partir de ahora podrá haber todo tipo de polémicas. Fueras de juego u ‘offsides’ dudosos. Sanciones exageradas por protestar o por mostrar una camiseta con la imagen de un familiar. Juego brusco pasado por alto. Penales sancionados o no, que deberían haber sido señalados, o no. Pero dejarán de producirse goles fantasmas.

Si me permiten una opinión, el ingreso de la GLT es un avance y un paso adelante que se produce 127 años después de la profesionalización y mejora de la reglamentación en el fútbol. Nos pasamos el tiempo elogiando cómo el básquet permanece aséptico en un noventa y ocho por ciento a errores arbitrales y decisiones injustas que puedan perjudicar a un equipo o incidir en el resultado de un partido. Pues bien, el ingreso de la tecnología ayudará a mejorar la credibilidad del fútbol en ese sentido, algo que no tiene precio.

Cabe destacar que los sistemas aprobados que integran la GLT son dos. El ‘Ojo de halcón’ (Hawk-Eye) que se usa en el tenis y el cricket y basa su accionar en un reconocimiento de las jugadas con cámaras de extrema precisión. Y el GoalRef que trabaja con una zona magnética en el campo y un balón especialmente equipado para identificar una situación de gol. El sistema avisará instantáneamente al árbitro para que sepa dilucidar si una jugada ha finalizado en gol o no, sin necesidad de apoyarse en su juez de línea.

Los asistentes pues, tendrán una obligación menos y deberán centrarse en la señalización de los ‘offsides’ o fueras de juego y en las situaciones que deriven de una conducta impropia de los jugadores dentro de la cancha.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s